Un lagarto sobre una pared de color marrón

¿Qué significa soñar con un lagarto? Descúbrelo en el diccionario de los sueños

Descubre que significa soñar con un lagarto

El lagarto es un reptil de aspecto extraño, pero muy suave e inofensivo. De hecho, es un gran aliado en los hogares, porque su comida favorita son los insectos,

por lo que el animal se convierte en un gran antídoto contra las moscas, cucarachas y otros animales no deseados. Aun así, hay quienes no les gusta y prefieren mantenerse alejados de este tipo de lagartijas.

Ahora, imagina soñar con una lagartija. Puede ser un poco raro, ¿no? Pero sepa que soñar con este reptil puede proveer varios significados concernientes a su vida y su estado de ánimo. En este artículo le mostraremos los principales significados relacionados con el sueño del lagarto.

Primer plano de la cabeza de un lagarto
Soñar con un lagarto puede proveer varios significados concernientes a su vida | Pixabay

¿Qué significa soñar con un lagarto?

En general, soñar con un lagarto no es un signo de preocupación, sino de buena suerte. En la mayoría de los sueños de este lagarto el significado está ligado a un ensayo o prueba que tendrá que pasar.

Pero la calma está ligada a cosas positivas y a mucha suerte. Es decir, a pesar de que usted necesita pasar por ciertas situaciones, parece que la meta será alcanzada.

Una posibilidad de interpretación sobre una posible confusión con sus sentimientos o incluso acciones y, por lo tanto, necesita un camino, una dirección que le ayude a encontrar la mejor solución a esa situación.

Pero vale la pena mencionar que este cruce que se está haciendo es parte del proceso y que el resultado será positivo, porque sus elecciones son correctas y el viaje ciertamente producirá buenos frutos.

El sueño del lagarto representa que no necesitas tener dudas sobre tus acciones, porque incluso inconscientemente, sabes exactamente a dónde ir y qué hacer. Ahora que has entendido el significado general de soñar con el lagarto, vamos a destacar a continuación algunas situaciones específicas que pueden indicar escenarios algo diferentes. 

Mujer durmiendo en la cama
El sueño del lagarto representa que no necesitas tener dudas sobre tus acciones | Getty Images

Soñar que estás matando a un lagarto

Si soñaste que habías  matado a un lagarto, debes saber que las cosas no van bien en tu vida. Eso es porque, según esta interpretación, no estás aprovechando las oportunidades que te ofrece la vida, sin experimentar las cosas nuevas y buenas que han surgido frente a ti.

El hecho de que no estés aprovechando estas oportunidades te hará dejar de crecer y evolucionar e ir en la dirección opuesta, lo cual es muy dañino para ti.

Soñar que mataste a un geco demuestra que tienes un espíritu débil, que eres una persona muy cómoda y pesimista, sin la fuerza para reaccionar y vivir lo que se te ofrece.

También indica que las cosas cambiarán en tu vida solo cuando ya no tengas miedo o no seas lo suficientemente perezoso como para enfrentarte a los retos de frente y superarlos. De todos modos, no mates a tu lagarto «afortunado», asegúrate de que las cosas siempre se vuelvan positivas para ti.

▶️ VÍDEO: Los mejores rankings según tu signo del zodiaco

Soñar que un lagarto habla

Soñar con un lagarto diciendo algo significa que estás involucrado en algo que requerirá suerte en términos de desarrollo personal.

Pero para hacer eso, tienes que estar seguro de que las cosas van a mejorar y que todo puede funcionar, sin dejar que ninguna duda se interponga en el camino de tus sueños y logros.

Es decir, si un lagarto habla durante un sueño suyo, sepa que la buena suerte vendrá, pero usted debe continuar creyendo y tener actitudes positivas. Solo entonces las cosas pueden cambiar y encontrarás que la suerte te sonríe.

Soñar que estás siendo observado por un lagarto

Si has soñado con un lagarto mirándote es señal de que te falta algo más para llegar a la suerte que se te avecina. Todos los individuos son plenamente capaces de lograr grandes cosas en sus vidas, pero para que esto suceda, debemos creer e invertir más en nosotros mismos.

Un posible paralelo a hacer con el lagarto que te mira es con la vida ofreciéndote oportunidades tras oportunidades o con la suerte atrayendo tu atención. El pesimismo es uno de los mayores obstáculos para nuestro éxito, porque si esperamos poco de nosotros mismos